Entre las frescas montañas de la vecina La Rioja, se encuentra un parque escondido que conjuga tranquilidad, productividad, historia y arqueología para que los visitantes conozcan una muestra de los diferentes aspectos de nuestra provincia.

El Complejo Turístico Valle de Huaco, ubicado en la localidad de Sanagasta, La Rioja, a solo 180 km de Catamarca, es un lugar hermoso, rodeado de montañas, naturaleza y paz.  Un lugar para recargar las pilas y disfrutar de un asado al costado del río que por allí zigzaguea. Se trata originalmente de una estancia nogalera que pertenece a la familia Marinelli desde hace 60 años, siendo la más importante de su tipo en la zona.

Reciente abierta al público como un complejo de cabañas, allí se pueden dar largos paseos por senderos de montaña y refrescarse en el agua dulce y natural del río El Tambito, pequeño tributario del río grande de Huaco. Las cabañas están totalmente equipadas con utensilios y abastecidas de ropa blanca y elementos para un desayuno seco. El complejo cuenta además con un gran quincho a la vera del río, ideal para realizar fiestas, banquetes o reuniones familiares.

En las inmediaciones se encuentra aún la finca nogalera de la familia Marinelli en la que se cosechan 30 mil kilos de nuez al año, con la que se produce el exclusivo aceite de nuez Vita Nuss, único en su tipo en el país, además de ser un alimento sumamente nutritivo.

TIERRA DE HISTORIA

Este territorio bendecido por la naturaleza tiene también una notable cuota de historia en ella. Aún quedan aquí presente morteros y restos de utensilio y herramientas de las civilizaciones que caminaron por primera vez estas tierras.

Pero esta es además el escenario del choque de civilizaciones donde el diaguita y el español convivieron por primera vez. Entre la evidencia de esos tiempos se encuentran los restos de un antiguo dique nivelador, el llamado “Muro Jesuita” que los monjes cristianos construyeron con ayuda de los indígenas para poder regar los sembradíos de frutales que hicieron famosa a la región durante la colonia.

Por otro lado, estas tierras fueron también donde pasó la infancia el gran jurista y escritor riojano, Joaquín Víctor González, en la galería de la casa de sus abuelos paternos y que fue su inspiración para escribir su célebre obra Mis Montañas, un clásico que aún se lee en todas las primarias de argentina.

Hoy, las ruinas de este edificio son el un mirador de aquellas montañas que González hizo propias de todos los argentinos y pueden recorrerse como lo hizo el en su juventud.

Estancia Huaco está llena de lugares interesantes y bellos para visitar: alrededor de la cabeza de estancia se levantó un hermoso parque de árboles ornamentales que tanto en primavera como en otoño otorgan al paisaje un colorido extraordinario. Este parque rodea la capilla de Santa Rosa, construida por Fiore Marinelli, patriarca de la familia, en homenaje a su fallecida esposa, Rosa Elena. Este bello edificio de piedra acaba de ser coronado por un campanario que aloja en su cima una campana de bronce construida en las fundiciones papales, las mismas que hacen campanas para el Vaticano. Este campanario ser erige sobre la tumbas tanto de Rosa Elena como de Fiore, recientemente fallecido tras una vida en Huaco.

El complejo se encuentra a solo 15 km del poblado de Sanagasta y a 30 km de la capital riojana, en una meseta o valle de altura con un clima freso y saludable que ha permitido el desarrollo nogalero, olivícola y vitivinícola, además de frutales y ganado. Un lugar que nade debe dejar de visitar para pasar unos días junto a la paz y la tranquilidad de las montañas riojanas.

Para más contactor llamar al 3804-259438 o visitar la página de facebook en: facebook.com/EstanciaValledeHuaco